Cien lugares donde NO llevar a tus hijos: Brutus

Escrito por Antonio Castelo el . Posteado en Otros artículos

#3 BRUTUS

C/ Silva, 4. Madrid.

Año 3056, hace mucho tiempo que abandonamos el planeta Tierra. Recuerdo pasar horas viendo fotos de nuestros antepasados, fotos de gente disfrutando de la naturaleza, conviviendo con los seres vivos de nuestro antiguo mundo. Hace centenares de años dejamos eso atrás. Hace centenares de años los recursos naturales de la Tierra fueron exprimidos hasta la última gota… y es gracioso pensar que todo empezó con el mayor de los excesos: la cadena de restaurantes gigantes Brutus.

 

EL CONCEPTO

Restaurantes gigantes Brutus es el nombre original del establecimiento. Sí, es una cadena y el hogar de toda la white trash española, definido a la perfección por su lema: “Donde come 1, comen 4”. Una frase que nos acerca un poquito más, si cabe, al tercer mundo. Con esa premisa no hace falta explicar mucho: más es más, la comida por la comida, el despilfarro, quinientas cenas de Navidad de la Concejalía de Fiestas de la Generalitat Valenciana en el 2005, un concurso de comer flanes de campamento y el sueño erótico de cinco mil negras de un gueto de Baltimore con sus cinco mil culos puestos en fila esperando dos horas a comer. Todo en un solo local.

El Brutus propone un via crucis alimenticio en el que el placer de comer queda eclipsado por la vorágine y por una sensación de Asalto a la comisaría del distrito 13.

 

LA DECORACIÓN

El local ha logrado, y es algo meritorio, reproducir la luz del tanatorio de Alicante “La siempre viva”. Enhorabuena. Paredes blancas con objetos gigantes colgados en ellas, objetos totalmente aleatorios: un mazo de juez gigante, unas tijeras gigantes, una taza gigante, una escoba gigante. La decoración de la habitación de cualquier gigante con síndrome de down.

Las cartas del menú también son gigantes y tienen un apartado de “famosos” que han visitado el local, en ese apartado encontramos exactamente mi selección “Top 10 personas a la cámara de gas, 2011”: Manu Tenorio, Mari Cielo Pajares, La Patiño, Antonio David Flores y La Patiño otra vez. Sorprende la presencia en las fotos de Álex de la Iglesia “gocheando” con una hamburguesa del tamaño de la cabeza de un enano. Bueno no, no sorprende.

 

LA COMIDA

Pregunté por los clásicos del lugar y opté por un menú sencillo de tres platos.

 

  • La hamburguesa de 3 kg

El tocho morocho. Piedra angular y masterpiece del Brutus. El exceso más absurdo. Ese cubata que te bebes después del cubata que te tomas cuando ya están cerrando la discoteca.

Destaca la utilización de todos los ingredientes en su versión ultra low cost. Carne de saldo, bacon de saldo y lechuga de saldo entre dos panes. Es un mercadillo gitano ambulante de la comida: dos palos, una sábana y a vender bragas.

La hamburguesa es contundente, podría ser ya una comida en sí misma. Para mi desgracia, estábamos sólo empezando.

 

 

  • El pincho moruno

Un pincho moruno de un metro. La vara de iridio que hay en el museo de Pesas y Medidas de París atravesando nueve bolas rojas de carne como las nueve Bolas del Dragón: indestructibles.

Lo más sorprendente de este plato no es el pincho en sí, que es incomible sin más, sino el pan que lo acompaña. Una plancha de pan metálica como un solo de Blind Guardian.

A estas alturas de la comida empiezas a sentir que algo no va bien. No es una intuición, es que se te han puesto rojos los ojos con unos niveles de ácido úrico que deben de ser para flipar.

 

  • El profiterol

Una oda al zurullo. Un canto a la boñiga. El culo de André, el Gigante.

Un profiterol loco como el demonio en su presentación. Destaca el asqueroso parecido a un ñordo, bañado en chocolate realzando su color a ñordo y con mini ñordos de nata: looks like, smells like, must be.

Impenetrable más allá del primer bocado y un remate a un menú que parece una final  de ocho horas a 40 grados en Roland Garros: épico.

EL SERVICIO

La camarera que nos atendió está más que encantada de trabajar allí, le parece el sitio más maravilloso del mundo y no para de decírtelo. Explica todo como si vinieses del cuerno de África caminando y tus padres fuesen hermanos.

 

Le gustará si le gustó Los Mercenarios II

 

Lo mejor: La comida. Si se deja en el plato, no sienta mal.

Lo peor: La frasecita de la camarera: “¿Qué?, no habéis podido con todo, ¿verdad?”, al recogerte cada plato… Aunque sí hayas podido con todo.

Puntuación: 2 Almax.

 

Me acompañó en esta aventura Maya Pixelskaya, artista de los pinceles y musa geeky/nerdy/trashy.
Si quieres sugerir nuevos lugares infames o acompañarme en siguientes comidas, envía una razón aquí: antoniocastelo@gmail.com

Etiquetas:, , , , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Antonio Castelo

Antonio Castelo es cómico y guionista. Ha colaborado en programas de television como Buenafuente (Antena 3), CQC (Tele 5) y UAU! (Cuatro). Combina su carrera en tv con actuaciones de standup comedy en clubes y audiotorios. Fundador del portal de comedia Papanatos.com y acaba de estrenar su show "Antonio Castelo domina el mundo".

Comentarios (6)

  • Toni Montana

    |

    Si vas de hipster soltando frases en inglés, por lo menos aprende a escribirlas, tío

    Responder

  • Grau

    |

    Ya hay que ser guarro para irse a comer a un sitio así con esa barba y esa venda. Esas dos deben ser las únicas fotos no denunciables.

    Responder

  • Yuli

    |

    Bueno, yo no tengo quejas ni sobre lo hipster, ni el inglés, ni la barba, etc.
    Sólo una morbosa e insana curiosidad. ¿Cómo hostias se te ocurrió la comparación “lumínica”, precisamente con ese tanatorio alicantino?!
    Kien conozca Alacant ya sabe que eso da mucho miedo. ¡Pero tanatorios como ese, dan muuuucho más que sólo miedo! No hay más que echar un ojo al grupo-propietario; y al resto de empresas del grupo.

    Dicho lo cual, voy a ver a donde más no he de llevar a mis futuros hijos. ;))

    Responder

  • Jose

    |

    Intentas hacer gracia y aqui exageras demasiado yo he comido ese pincho y no es incomestible ni el pan metalico, una cosa es la broma y otra criticar por criticar, me gustaria ver tus sitios a lo que vas mas a menudo.

    Responder

  • Edu

    |

    Me he estado descojonando de las descripciones que realizas, eres unico tio te felicito. Has logrado sacarme mas de una sonrisa desde hace meses. Un abrazo

    Responder

Deja un comentario