Autor del archivo

Bárbara Alpuente

Columnista de Grazia. Columnista de Yo Dona (2005-2012). Ha trabajado en Canal Plus, Radio Nacional o Rolling Stone y en productoras como Globomedia, Videomedia, Gestmusic, Notro Films o Morena Films. Coordinadora de guión de Cámera Café y Paramount Comedy. Guionista de Doctor Mateo. Ha publicado la novela “Más allá de mí”.
Bárbara Alpuente

Esquemas

Escrito por Bárbara Alpuente el . Posteado en Columnas

Hoy he visto a un hombre ciego entrar en una sala X.

Ayer me crucé con un mimo vestido de arlequín que hablaba a gritos por el móvil.

Mi anciana vecina, a la que dedico mi condescendencia cada mañana con temas de lo más mundano, escuchaba anoche el programa ‘Redes’ a todo volumen, dejándome perpleja. Al día siguiente en el ascensor, ya no sé si hablarle sobre las contradicciones del Big Bang o sobre el precio de la leche (o sobre las contradicciones del precio de la leche y su repercusión en el espacio-tiempo).

Bárbara Alpuente

Bárbara Alpuente -Vivir

Escrito por Bárbara Alpuente el . Posteado en Columnas

Hay una cosa que hago muy bien (igual hay incluso dos, pero no os quiero abrumar con mis virtudes): yo me emociono mucho. Sí. Cuando toca emocionarse, me lanzo. No soy reflexiva en esto de la emoción. No escatimo en emoción, no guardo reservas anímicas, no, yo voy a por todas (y esto explica bastantes cosas). Porque es muy distinto evitar vivir encadenado a tus propias expectativas que vivir tus experiencias agazapado ante un posible fracaso.

Bárbara Alpuente

My generation

Escrito por Bárbara Alpuente el . Posteado en Columnas

Durante una época me dio por soñar que un terremoto, una tormenta solar, un tsunami o un fin del mundo abstracto, hacía temblar la ciudad mientras me encontraba recogiendo a mis hijos del colegio. Todas las madres se llevaban rápidamente a los suyos y los metían en sus coches para salir de allí. Todas menos yo, que no conducía. Me quedaba en la puerta del colegio sola, con mis hijos llorando y reprochándome que no pudiera salvarles la vida. Tiene huevos. A lo largo de mi existencia he soñado que volaba, que Michael Jackson me preparaba unas lentejas o que moría y resucitaba en una tarde, y cuando de verdad necesito imaginación en un sueño, me da por ser realista. Este tema está casi solucionado: sólo hace falta que me aprueben el carnet, pero ya sé conducir. Vale que no tengo coche, pero en un caso extremo siempre puedo robar uno (nota mental: aprender a hacer un puente) Así que estoy capacitada para salvar a esos hijos que no tengo de una catástrofe que no está sucediendo. Viva la especulación.