Autor del archivo

Carlos Camino

A Carlos Camino nunca le gustó estar quieto, lo que le ha llevado a buscarse la vida en Niza, París, Milán y Leganés. Ahora vive en Turín, donde disfruta con el café y sufre con el 'Toro'. Ha juntado letras desde distintas partes para France Presse y para El Confidencial. Promete contarles con todo detalle quién era ese tal Lord Jones. @ccamino84

A la sombra de Saviano: los otros periodistas antimafia

Escrito por Carlos Camino el . Posteado en Reportajes

“O para o le dispararé en la boca”. A veces, una felicitación por hacer bien el trabajo puede tratarse de una amenaza. Así comienza a conocerse el caso de Giovanni Tizian, un joven periodista precario italiano de un modesto diario de Módena que de la noche a la mañana se encontró bajo escolta policial. Uno más de los pequeños desconocidos para el gran público italiano, que concentra su atención en personajes más mediáticos como Roberto Saviano y deja en un segundo plano a los otros sufridores por la libertad de prensa.

Corresponsales, crónica de una muerte anunciada

Escrito por Carlos Camino el . Posteado en Reportajes

“El periodista destacado en un lugar sabe lo que ve, mientras que el jefe, que está en Madrid o Roma, tiene la información de varias fuentes. Al final, el periodista, en vez de llevar a cabo sus investigaciones, se dedica a confirmar lo que el jefe le pide desde la redacción. El sentido del trabajo ha cambiado mucho”. El 23 de enero de 2007 fallecía Ryszard Kapuscinski, maestro de periodistas, Moisés de los corresponsales. Alejado de las revoluciones que él narraba con pasión en sus crónicas, este reportero polaco asistía antes de morir a otra revolución que estaba llevándose por delante el oficio que se encargó de mimar durante toda su carrera: el de corresponsal.

¿Eurovegas en España? Italia es la capital europea del juego

Escrito por Carlos Camino el . Posteado en Reportajes

“Juega, pero sin exagerar”. El consejo que el Estado Italiano parece que invita más a jugar de lo que pueda desincentivar. Las loterías invaden Italia y el Gobierno no está dispuesto a renunciar en tiempos de crisis a los 4.000 millones de euros que ganó en el primer semestre del año. Sin embargo, este consejo parece olvidar que en Italia hay casi 800.000 ludópatas, con dos millones de personas en riesgo. Tampoco se acuerdan estos carteles de que la mayor empresa del país se llama mafia, que se aprovecha de este vicio que supone el 4% del PIB.

Italia se ha convertido en un enorme casino con forma de bota. Un paseo por cualquier bar revelará la existencia de tragaperras siempre con clientes. En el estanco, en la administración de loterías e incluso en las oficinas postales se puede contemplar cómo alguna persona ha desarrollado más automatismos que la propia máquina. Moneda, pulsación de botón y música de premio, si esto último se produce, se repetirá la operación hasta que se pierda todo.

La caída del imperio cultural italiano

Escrito por Carlos Camino el . Posteado en Reportajes

EL PAÍS SE HACE EL HARA-KIRI CON EL MALTRATO A SU PATRIMONIO

“El italiano medio es inconscientemente consciente del patrimonio que hay en su país. Cuando viaja al extranjero se da cuenta de la importancia de nuestro patrimonio, mientras tanto no le hacemos caso porque vivimos en el arte”. Estas palabras pertenecen a Alessandro Manna, voz de una asociación que trabaja por salvar la Reggia de Carditello (cerca de Nápoles), un palacio de caza borbónico en ruinas que sirve de ejemplo para hablar de muchos casos similares del patrimonio cultural italiano. La patria del arte, víctima de esta conciencia pasiva y de la dejadez, sobrevive en una situación en la que crisis se conforma como un elemento más de la tormenta.